La nave de los necios, un cuento de ecos renacentistas sobre la estupidez humana
La nave de los necios, un cuento de ecos renacentistas sobre la estupidez humana

Escrito e ilustrado por Ana G. Lartitegui, este libro es la historia de una burla que acaba provocando un viaje delirante. Una misteriosa planta tomatera va pasando de mano en mano en un accidentado viaje que termina de forma rocambolesca, como a menudo sucede con lo absurdo.

Más allá de su argumento, este viaje hacia ninguna parte conecta con la alegoría del barco tripulado por locos y la tradición satírica y moralizante de la pintura flamenca del Renacimiento. Por eso, Ana G. Lartitegui entra en el juego del préstamo y las alusiones con maestros como El Bosco, Brueghel el Viejo y Patinir entre otros.

De inmediato, el libro ha suscitado un gran interés. Se ha reseñado en medios especializados como la Revista CLIJ, El Garbell y L'Oroneta. Recomendado también por Adrián Cordellat en Mamás & Papás

Incluído en la lista de los 10 mejores libros LIJ del 2023 en el suplemento Babelia (9 de diciembre) y también en los Ilustrados Favoritos del 2023 de Letras Corsarias.

Algunas reseñas que hemos ido recogiendo:

José Antonio Escrig Aparicio en la revista literaria Zenda.

Luis Arizaleta para la revista digital actualidad y libros Ous Ferrats.

En su traducción al euskera Tentelontzia, Xabier Etxaniz para la revista Argia.

La versión en galego, reseñada por Pilar Sampedro en De libros e outros artefactos.

Por último decir que este proyecto fue subvencionado dentro del programa de Ayudas a la Creación Gráfica del Gobierno Vasco en 2022.

Además, gracias al patrocinio de Laboral Kutxa y el Gobierno de Aragón se ha promovido la exposición de originales, La nave de los necios. Una travesía de cuento en diálogo con la pintura flamenca, cuya inauguración tuvo lugar el pasado día 1 de diciembre en la Biblioteca de Aragón (Zaragoza). Acompañando a su autora, particiapron en el acto Teresa Benéitez editora de A fin de Cuentos, Jesús Rubio, catedrático de Literatura en UNIZAR y José Luis Cano, humorista gráfico y pintor.